SEGUIDORES.

3 sept. 2011

Araceli.





Es mi compañera de buenos y malos momentos, la que aguanta hasta la última de mis manías y que además las conoce todas. Con nuestros más y nuestros menos, y aunque nuestros ojos se distancian por 30 cm de altura, ella a su manera y yo a la mía nos entendemos, nos miramos y sabemos lo que la otra quiere decirnos, no nos hacen falta muchas palabras para comprendernos y no es necesario abrir la boca para conocer el estado de ánimo de la otra, nos basta con cogernos la mano para consolarnos, para poder sentirnos seguras. Qué se podría decir de alguien que busca siempre el lado bueno de la gente, que involuntariamente ignora los defectos, que saca la sonrisa en sus peores momentos para no preocuparte.Ella no es una más, no es sólo una amiga de fiestas ni una compañera de clase, y aunque sean " sólo " cuatro años me atrevo a decir que la conozco de toda la vida, me sobra con mirarla para saber en qué está pensando.Es de esas pocas personas a las que cuando tienes un nudo en el estómago basta con mirarlas para sentirse mejor, porque sabes que tiene una solución, y que si no la tiene, te ayudará a encontrarla.Es de las que puedes llamar igual a las dos de la tarde que de la mañana y sabes que estarán disponibles para ti.Supongo que es de esas personas que cuando te faltan se hace muy evidente y te cuesta un poquito más respirar.Sé que va a recurrir a mi cuando tenga problemas , sé que confía en mi por experiencia y tengo claro que a mi me ocurre igual con ella,cuando me sucede algo me falta tiempo para agarrar el teléfono y buscar su número . Es de la clase de gente, por la cual sería capaz de revolver mar y tierra, por la que me daría igual renunciar a algo si eso fuese importante para ella, por la que daría todo porque sé que sin ella todo cambiaría de color. Con ella comparto ilusiones, problemas,sueños futuros, bromas sólo nuestras, fiestas,comparto cada día desde el principio hasta el final.Confío en que aunque el roce hace el cariño, este año nada va a cambiar.Aunque yo sea la grande a veces me comporto como una niña pequeña y ella es la que me pone los pies en el suelo. Es la que cuando a los demás se les cruzan los cables, busca la causa racional, la solución que pueda favorecer a todos. Es verdad que a veces es despistada, que muchas veces pone nerviosa, y que se le escapa la risa en los momentos serios, pero no cambiaría nada de eso, porque muchas de esas cosas son las que me sacan la sonrisa aunque intente contenerla. Por poco que mida no es pequeña, y te aseguro que con ver sus ojos puedes saber como es.Por muchas discusiones que hallamos podido tener este año, somos más fuertes que eso, es como con la familia, sabes que aunque halla algún enfado las cosas se arreglarán antes o después, porque es más fuerte lo que nos une que lo que nos separa. Doy por hecho que ella opina igual sobre todo esto y espero y confío en poder decir esto sobre ella durante muchos cumpleaños años más. No hay más que decir, todo se resume en que es la definición exacta de amiga, es la que no me pone "peros" y la que intenta comprender hasta la última de mis irracionalidades.Sólo sé decir que la quiero más de lo que ella seguramente se imagine y que espero poder seguir caminando a su lado porque todo es mucho más fácil cuando alguien así está tan cerca tuyo.

1 comentario:

Analía ♥ dijo...

Que hermoso escrito, también te sigo. Besos :)