SEGUIDORES.

1 sept. 2011

Estaba sola en medio de un montón de gente. Oía todo pero sin embargo no escuchaba nada; sólo un murmullo fuerte, me taladraba la cabeza, risas y gritos mezclados. Agitación. Sentía como miles de hombros me empujaban hacia todos lados. Mi cabeza se centraba en mantener el equilibrio, mis ojos preferían estar cerrados porque por mucho que mirase no podía ver nada.Abrí los ojos, estaba allí, tumbada sobre mi cama, con esa orquesta en lo mas profundo de mi cabeza. El corazón en la garganta, los ojos empañados, los pulmones en pleno funcionamiento. Esa sensación otra vez. Sin explicación , sin porqués.O puede que sí. Quizá sea porque desde que no estás aquí ya no hay motivos para nada, quizá por el mucho tiempo que hace que no contesto al teléfono por miedo a que no seas tú. Puede que sea por la lluvia que golpea mi ventana constantemente, por ese olor a humedad que me impide respirar. Es posible que se deba a que mi cabeza no para de repetir una y otra vez los fallos que cometí, lo mal que me comporté, el daño que pude hacer siendo consciente de ello. Será porque mi conciencia está gritando, porque mi corazón se siente vacío desde hace tiempo, porque pienso constantemente en cada sentimiento que me oprime y con todos a la vez. Porque no quiero levantarme  por si vuelvo a fallar.

3 comentarios:

Floor,! dijo...

Me encanta tu forma de escribir, sabes muy bien como hacer que lleguen cada uno de los sentimientos que querés transmitir, definitivamente te sigo♥

http://sooloquieroamarte.blogspot.com

Say Goodnight And Goodbye dijo...

Me ha encantado. ¡Escribes fenomenal! Y el diseño del blog está muy bien. Te empiezo a seguir desde ya : )

Bendita_Obsesión dijo...

De los arrepentidos es el reino de los cielos.....lo malo es que nos damos cuenta de las cosas demasiado tarde.
cuando nos damos cuenta de nuestros errores hay que tomarlos y atesorarlos...para nunca mas volver a cometer los mismos....

saludos ana