SEGUIDORES.

2 sept. 2011


No saber adonde ir, a qué aferrar tu esperanza. Cómo reaccionar cuando encuentras cosas que no querías buscar, dónde poner tus pies si el suelo que pisas se derrumba. Miradas caídas, manos temblorosas, ojeras.Sentarse en el cemento frío de cualquier calle, dejar de caminar hacia ninguna parte, miedo corriendo por tus venas. La gente te mira, cuchichea, se aparta al pasar por tu lado, yo sólo era un corazón roto. Levantaba la vista de vez en cuando, intentando encontrar una mirada sincera, alguien capaz de fijarse en mis ojos, de llegar a mi alma a través de ellos. Qué tontería ¿no? ese alguien no existe, por lo menos no existía para mi.Me prometí no volver a levantar la vista más.Necesité gritar, lo hice, mi voz se hizo fuerte en un eco inmenso, en ese momento me di cuenta de que la calle estaba vacía, oscura, estaba libre de miradas acusadoras, nadie me juzgaba ahora, sólo el frío me acompañaba endureciendo mi piel pero no mi corazón, adentrándose hasta penetrar en mis huesos. Estaba sola otra vez, me sentía abandonada como de costumbre.Volvió esa sensación de nuevo.Te sentí cerca aunque allí sólo existía yo, sólo entonces levanté la mirada incumpliendo otra promesa más y le dije a nadie " haz conmigo lo que quieras, pero no me pidas que me levante".

1 comentario:

Adina dijo...

ohhh... :$
Madre miaa.. quee entrada.. :$
en serio uauu...
mee lo ee imagiinadoo asta el ultimo detallee.. cada palabra todo.. !!!
Uff... mee aa gustado mucho enn serio :)
no ytengo palabras si te soi sincera ;)
solo quee... estaa espectacular.. :D
lo expresas tan iienn.. madre mia ii lo dee quee el frio me acompañaba endureciendo mi piel pero no mi corazon me a llegado al alma.. :D
Muii bonita en serio.. ;)
Unbesoo.. tee espeoro por mi blog :D